Estructura de clases y riot grrrls (Kim Gordon)

Fragmento de La chica del grupo de Kim Gordon:

Para los ingleses, el rock and roll tiene mucho que ver con transcender la estructura de clases de su país, con deshacerse de los barrotes impuestos desde su nacimiento. A nosotros, cuatro neoyorquinos, nos veían como unos mocosos de clase media que debían de vivir en lofts encima de galerías de arte y que estaban fingiendo algo que no era real, que no era auténtico, que no nos habíamos ganado. Aquello resultaba de lo más irónico, puesto que muchos grupos británicos, incluso los Beatles, salían directamente de escuelas de arte. […]

Cuando escuchas viejos discos de rhythm and blues, las mujeres que cantaban en ellos lo hacían de una forma realmente feroz que era la hostia. Sin embargo, por lo general, a las mujeres no se les permite ser la hostia. Es como la famosa distinción entre arte y artesanía: el arte y el desenfreno y llevar las cosas al límite es algo masculino; la artesanía, el control, y el refinamiento es para las mujeres. […] Por eso Kathleen Hanna de Bikini Kill es tan grande. El término girl power fue acuñado por el movimiento riot grrrl encabezado por Kathleen en la década de los noventa. Girl power: una expresión de la que más tarde se apropiarían la Spice Girls, un grupo montado por hombres […].

 

Anuncios

Acerca de David García Aristegui

David García Aristegui nació en 1974 y es Licenciado en Ciencias Químicas (Bioquímica) por la Universidad Complutense de Madrid. Publicó el libro ¿Por qué Marx no habló de copyright? (Enclave de Libros) en 2014, y desde entonces desgrana sus pensamientos a través de sus ya habituales artículos críticos en varios medios de comunicación. Destaca entre sus textos el capítulo sobre SGAE en CT o la Cultura de la Transición (DeBolsillo, 2012) o el prólogo para Criminales del copyright (Hoja de Lata, 2014). Fue el creador de uno de los pocos programas dedicados en exclusiva a la propiedad intelectual, Comunes. Actualmente imparte la asignatura de Propiedad Intelectual en el Grado de Creación Musical en la Universidad Europea de Madrid; colabora en Barrio Canino, realizado desde Ágora Sol Radio, y con los colectivos Ciencia Para el Pueblo y la Unión de Sindicatos de Músicos, Intérpretes y Compositoras. Su último trabajo ha sido el autoeditado Sin mono azul. Breve historia del sindicalismo en el trabajo cultural (1899-2015) y en el 2017 se publica, junto a Ainara LeGardon, SGAE: el monopolio en decadencia.
Esta entrada fue publicada en Textos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s