Marx y Eccarius. Activismo y trabajo cultural

Fragmento de Karl Marx de Francis Wheen.

Durante los días más aciagos de los años cincuenta, Marx siguió mostrándose atento y cordial, ayudando a Eccarius a colocar sus artículos en los periódicos en lengua alemana del extranjero con la esperanza de rescatarle del yugo de la confección desde las cinco de la mañana hasta las 8 de la noche. “Si llega algo de dinero, sugeriría que primero se le diese algo a Eccarius para que no tenga que pasar todo el día en el taller -aconsejaba a un periodista de Washintong-. Haced todo lo posible para que consiga algo, si fuese posible”. Por muy graves que fuesen sus apuros económicos, él insistía en que se diese prioridad a las necesidades de Eccarius.

Cuando Eccarius cayó enfermo de tisis en febrero de 1859, Marx lo calificó de “la cosa más trágica que he vivido hasta ahora en Londres”. Unos meses después, señalaba con tristeza que Eccarius “se estaba destrozando en el taller”, y le preguntaba a Engels si éste podía enviarle al infortunado unas cuantas botellas de oporto para mantenerle a flote. En 1860, obligado por razones de salud a dejar el trabajo de confección por una temporada, Eccarius se instaló en una vivienda alquilada, que Marx pagaba de su bolsillo, y le consigió trabajo continuo en la prensa estadounidense a tres dólares el artículo.

Anuncios

Acerca de David García Aristegui

David García Aristegui nació en 1974 y es Licenciado en Ciencias Químicas (Bioquímica) por la Universidad Complutense de Madrid. Publicó el libro ¿Por qué Marx no habló de copyright? (Enclave de Libros) en 2014, y desde entonces desgrana sus pensamientos a través de sus ya habituales artículos críticos en varios medios de comunicación. Destaca entre sus textos el capítulo sobre SGAE en CT o la Cultura de la Transición (DeBolsillo, 2012) o el prólogo para Criminales del copyright (Hoja de Lata, 2014). Fue el creador de uno de los pocos programas dedicados en exclusiva a la propiedad intelectual, Comunes. Actualmente imparte la asignatura de Propiedad Intelectual en el Grado de Creación Musical en la Universidad Europea de Madrid; colabora en Barrio Canino, realizado desde Ágora Sol Radio, y con los colectivos Ciencia Para el Pueblo y la Unión de Sindicatos de Músicos, Intérpretes y Compositoras. Su último trabajo ha sido el autoeditado Sin mono azul. Breve historia del sindicalismo en el trabajo cultural (1899-2015) y en el 2017 se publica, junto a Ainara LeGardon, SGAE: el monopolio en decadencia.
Esta entrada fue publicada en Historia, Textos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s