Fragmento de “Daniela Astor y la caja negra”

Fragento del imprescindible libro de Marta Sanz Daniela Astor y la caja negra:

En Españolas en París no se ve ningún cuerpo femenino desnudo. Sólo los besos entre Máximo Valverde y Ana Belén. Después, la elipsis. No hace falta exhibir partes desnudas del cuerpo porque aquí se está hablando de otra forma de desnudez. Desvalimiento, desarraigo, fragilidad. De otra manera de tener frío. Otra cosa es que, para promocionar la película, se explotase la posibilidad morbosa del desnudo y la exposición pública del tabú.

Como casi siempre que se aborda el asunto del miedo y la despotrección, también se alude al acto de tomar conciencia y a la valentía. La cámara se aproxima con sensibilidad a las mujeres emigrantes tanto desde un punto de vista cultural como económico: la explotación y el desarraigo complican la experiencia, que podría ser enriquecedora, de convivir y ser permeables a una moral diferente. Además, en el planteamiento narrativo de Españolas en París prevalece la idea de que la clase, por encima de la solidaridad de género y de la patria, es lo que une y, sobre todo, lo que separa a los seres humanos.

Anuncios

Acerca de David García Aristegui

David García Aristegui nació en 1974 y es Licenciado en Ciencias Químicas (Bioquímica) por la Universidad Complutense de Madrid. Publicó el libro ¿Por qué Marx no habló de copyright? (Enclave de Libros) en 2014, y desde entonces desgrana sus pensamientos a través de sus ya habituales artículos críticos en varios medios de comunicación. Destaca entre sus textos el capítulo sobre SGAE en CT o la Cultura de la Transición (DeBolsillo, 2012) o el prólogo para Criminales del copyright (Hoja de Lata, 2014). Fue el creador de uno de los pocos programas dedicados en exclusiva a la propiedad intelectual, Comunes. Actualmente imparte la asignatura de Propiedad Intelectual en el Grado de Creación Musical en la Universidad Europea de Madrid; colabora en Barrio Canino, realizado desde Ágora Sol Radio, y con los colectivos Ciencia Para el Pueblo y la Unión de Sindicatos de Músicos, Intérpretes y Compositoras. Su último trabajo ha sido el autoeditado Sin mono azul. Breve historia del sindicalismo en el trabajo cultural (1899-2015) y en el 2017 se publica, junto a Ainara LeGardon, SGAE: el monopolio en decadencia.
Esta entrada fue publicada en Textos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s