Fragmento de “Rat girl”

Fragmento del magnífico libro Rat girl de Kirstin Hersh.

– La mierda se escoge – me dice de camino a la cocina. Coge una cuchara de palo y remueve algo en una olla.

Me siento en la mesa de la cocina para verle cocinar.

– Supongo.

– La gente o no se da cuenta de que vive rodeada de mierda, o piensa que eso le da carácter, pero siempre llega un punto en que la mierda es por elección.

– A lo mejor son pobres.

– Algunos son pobres, sí. Pero por lo general los que lo parecen no lo son.

– ¿En serio?

Gary tiene una estantería en la cocina. En su apartamento hay libros por todas partes: apilados con cuidado en las mesas de centro, y en estanterías a lo largo de las paredes. Cojo uno de arquitectura y le echo un vistazo.

– Sí. Porque a los pobres de verdad no les gusta que se les note. Ni te imaginas la cantidad de ricos herederos que se esconden entre nosotros.

Anuncios

Acerca de David García Aristegui

David García Aristegui nació en 1974 y es Licenciado en Ciencias Químicas (Bioquímica) por la Universidad Complutense de Madrid. Publicó el libro ¿Por qué Marx no habló de copyright? (Enclave de Libros) en 2014, y desde entonces desgrana sus pensamientos a través de sus ya habituales artículos críticos en varios medios de comunicación. Destaca entre sus textos el capítulo sobre SGAE en CT o la Cultura de la Transición (DeBolsillo, 2012) o el prólogo para Criminales del copyright (Hoja de Lata, 2014). Fue el creador de uno de los pocos programas dedicados en exclusiva a la propiedad intelectual, Comunes. Actualmente imparte la asignatura de Propiedad Intelectual en el Grado de Creación Musical en la Universidad Europea de Madrid; colabora en Barrio Canino, realizado desde Ágora Sol Radio, y con los colectivos Ciencia Para el Pueblo y la Unión de Sindicatos de Músicos, Intérpretes y Compositoras. Su último trabajo ha sido el autoeditado Sin mono azul. Breve historia del sindicalismo en el trabajo cultural (1899-2015) y en el 2017 se publica, junto a Ainara LeGardon, SGAE: el monopolio en decadencia.
Esta entrada fue publicada en Textos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s