El “No future” de la industria musical

Fragmento del reportaje para Rockdelux El futuro de la industria discográfica – Música, guardar como.

Recuerdo perfectamente cuáles fueron mis dos primeros discos en propiedad y, además, que me los regaló mi padre: “Enamorado de la moda juvenil” (1980), de Radio Futura, y “Makoki” (1983), de Paraíso. Cuando era pequeño, acompañaba a mi padre los fines de semana por un itinerario que tenía como paradas obligatorias Del Sur, Escridiscos, Madrid Rock y Discoplay. Prácticamente toda la cultura musical que tengo la adquirí escuchando los discos de mis padres y en tiendas de discos. Pero todo ha cambiado: ahora mi padre compra todos sus discos a través de Amazon, desde casa. […]

art-futuroindustriadiscografica-3

La historia de la industria musical sufrió un giro inesperado en el siglo XXI con Napster, la primera gran red P2P de intercambio de música. Napster llegó a tener más de 26 millones de usuarios y, desde entonces, la inmensa mayoría de la gente escucha música a través de todo tipo de dispositivos.

Sin embargo, ese mayor acceso a la música se produce en formatos de peor calidad: los vinilos sonaban mejor que los CDs, y los CDs mejor que los ficheros en formato mp3. Paradójicamente, la iTunes Store de Apple tiene 26 millones de canciones disponibles, pero el noventa por ciento de las canciones no se han descargado ni una sola vez. Y, a pesar de la recesión económica y de que se pinchara (también) la burbuja de los festivales en este país, continúa habiendo oferta de música en directo, en donde apenas aparecen grupos nuevos.

Después de fomentarse desde la industria y las instituciones marcos culturales y discursos inocuos e irrelevantes políticamente –de los que el mundo de la música tampoco se libró–, el intercambio masivo de archivos en internet acaba con el modelo de negocio tradicional de las compañías discográficas.

Se abre un nuevo escenario donde sigue habiendo mucha gente con la necesidad de expresarse a través de la música, en un contexto de libertad de expresión sin precedentes: hemos pasado de la suspensión del programa de TVE ‘Caja de ritmos’, en 1983, por la emisión de “Me gusta ser una zorra”, a la portada de ‘Mongolia’ llamando hija de puta a una Infanta en 2013. Pero lo que no está nada claro es cómo van a poder trascender el amateurismo y las escenas locales las nuevas propuestas musicales.

Que el cartel de los festivales sea como una máquina del tiempo a los años noventa no es más que la punta del iceberg de un problema mucho más profundo. Con las compañías sin dinero para promoción y con el cierre de casi todas las tiendas de discos y de revistas especializadas, el acceso a la música ahora está mediado por nuevos actores corporativos ajenos a la industria musical tradicional. La música será esponsorizada, o no será.

En los nuevos canales gratuitos se da un aumento exponencial de la publicidad –YouTube y Spotify son los ejemplos perfectos–, quedando lejísimos aquella provocación de Sigue Sigue Sputnik en “Flaunt It” (1986), donde insertaron spots de L’Oréal o del Kensington Market… ¿De qué manera afectará a los nuevos estilos musicales el que las canciones suenen de manera irremediable entre anuncio y anuncio?

Anuncios

Acerca de David García Aristegui

David García Aristegui nació en 1974 y es Licenciado en Ciencias Químicas (Bioquímica) por la Universidad Complutense de Madrid. Publicó el libro ¿Por qué Marx no habló de copyright? (Enclave de Libros) en 2014, y desde entonces desgrana sus pensamientos a través de sus ya habituales artículos críticos en varios medios de comunicación. Destaca entre sus textos el capítulo sobre SGAE en CT o la Cultura de la Transición (DeBolsillo, 2012) o el prólogo para Criminales del copyright (Hoja de Lata, 2014). Fue el creador de uno de los pocos programas dedicados en exclusiva a la propiedad intelectual, Comunes. Actualmente imparte la asignatura de Propiedad Intelectual en el Grado de Creación Musical en la Universidad Europea de Madrid; colabora en Barrio Canino, realizado desde Ágora Sol Radio, y con los colectivos Ciencia Para el Pueblo y la Unión de Sindicatos de Músicos, Intérpretes y Compositoras. Su último trabajo ha sido el autoeditado Sin mono azul. Breve historia del sindicalismo en el trabajo cultural (1899-2015) y en el 2017 se publica, junto a Ainara LeGardon, SGAE: el monopolio en decadencia.
Esta entrada fue publicada en Textos. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a El “No future” de la industria musical

  1. W. dijo:

    Mi deseo es que no, que la música no sea necesariamente algo esponsorizado… pero es algo difícil de rebatir, según lo expones. La ilustración es perfecta: de la censura y defenestración a raíz de la acutación de Las Vulpes en TVE al tolerado «hija de puta» de Mongolia.

    Por mi parte recuerdo las actuaciones a todo volumen de los De Kalle en el subterráneo de Plaza Cataluña en el metro de Barcelona. Lo que era tolerado en los 80, sin duda hoy sería disuelto en pocos minutos mediante alegaciones de «incivismo», pero la pregunta es si alguien iría a escucharlos hoy.

    Cuando era chaval no necesitábamos que nos promocionaran nada (ya me entiendes) y de hecho rehuíamos cualquier cosa que oliera a producto publicitado, aunque detrás hubiera una estrategia promocional. Según lo viví yo, los directos son una forma de entender la vida, da igual si eres músico o espectador. ¿No somos a veces ambas cosas?

    El rock nunca muere decían, y era cierto: quien murió fue el público. ¿Qué necesidad tenemos hoy de vivir la música de esa forma? probablemente la misma que antes: ninguna, pero con la digitalización no sólo ha cambiado el modo de acceder a la música, también el de consumirla y el de vivirla.

    Extraños tiempos. Gracias por compartirlo aquí.

    Me gusta

  2. Interesantísimo todo lo que comentas. Muchas gracias por participar aquí. Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s