¿Por qué detienen a manteros y no desarticulan a la cúpula de Google?

Fragmento de ¿Está Google ganando dinero con la piratería de Películas?:

[…] muchas películas han sido eliminadas porque el propietario ha solicitado que se retiren. Es decir, porque el propietario pide a Google una y otra vez que quite la misma película. Con cada una de esas películas que se suben de forma ilegal a los SERVIDORES de GOOGLE, la compañía pone anuncios mientras que están vivos que le generan dinero. Dinero que cuanto tiran abajo la película se han quedado en el bolsillo los que subieron el vídeo y cobraron por él, pero no los creadores.

Pero la gracia es que debe ser el propietario el que diga a Google “Por favor, retira esta película que es una copia mía” y Google la quita, lo que es de agradecer, pero el resto no. Para que nos entendamos, es como si Google fuera un Top Manta donde tiene miles y miles de películas [las negritas son nuestras]. Cada vez que se reproduce una gana dinero y la industria del cine debe venir y pedir que se quiten una a una todas las películas. Así, si él tiene 10 películas de Almodovar, por ejemplo, y el equipo que trabaja cuidando los derechos de Almodovar descubre 3 y las denuncia, las otras 7 se quedarán aún para generar dinero a Google y – a veces – al pirata.

Anuncios

Acerca de David García Aristegui

David García Aristegui nació en 1974 y es Licenciado en Ciencias Químicas (Bioquímica) por la Universidad Complutense de Madrid. Publicó el libro ¿Por qué Marx no habló de copyright? (Enclave de Libros) en 2014, y desde entonces desgrana sus pensamientos a través de sus ya habituales artículos críticos en varios medios de comunicación. Destaca entre sus textos el capítulo sobre SGAE en CT o la Cultura de la Transición (DeBolsillo, 2012) o el prólogo para Criminales del copyright (Hoja de Lata, 2014). Fue el creador de uno de los pocos programas dedicados en exclusiva a la propiedad intelectual, Comunes. Actualmente imparte la asignatura de Propiedad Intelectual en el Grado de Creación Musical en la Universidad Europea de Madrid; colabora en Barrio Canino, realizado desde Ágora Sol Radio, y con los colectivos Ciencia Para el Pueblo y la Unión de Sindicatos de Músicos, Intérpretes y Compositoras. Su último trabajo ha sido el autoeditado Sin mono azul. Breve historia del sindicalismo en el trabajo cultural (1899-2015) y en el 2017 se publica, junto a Ainara LeGardon, SGAE: el monopolio en decadencia.
Esta entrada fue publicada en Noticias, Textos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s